Serían necesarias muchas horas para describir la belleza y los grandes momentos que uno encuentra sin buscar en estos dos sitios situados en los Países Bajos y en Bélgica. Como digo, situados en dos países distintos, pero casi tocándose el uno al otro, frontera con frontera, a media hora de autobús el uno del otro.

Uno de ellos, Maastricht, con sus calles y comercios activos los siete días de la semana. El otro, Tongeren, con una actividad que sorprende todos los domingos de todos los meses del año, haga calor, frío, llueva o nieve.

Aquí te dejo unas cuantas fotos para que te hagas una idea de a lo que me refiero:

 


Tags: ecommerce, trends